Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 agosto 2012

Cinema Paradiso

Cuando la película de Tornatore llegó a las salas de cine de Barcelona en 1989, como en el resto de las exposiciones, el metraje era para las compañías demasiado largo y por ello se decidió realizar unos pequeñitos cortes de nada que reducían la película nada más y nada menos que en 45 minutos menos. A pesar de ello, eso no eliminó su belleza. Al cabo de un tiempo, una niña de unos diez años en su casa comprobó que su padre no le había mentido al insistirle para que la viese y que aquella película, que la mayoría de la gente desconocía que había sido talada como un bello árbol (mi padre y por consiguiente yo incluidos), era de aquellos films que se posan en las retinas y su música (del genio Ennio Morricone) y las escenas persistían mucho tiempo después de haberla visionado. La película pasó a entrar rápidamente en mi lista de favoritas.

Cuando el universo de la tecnología había evolucionado ya del VHS al formato DVD apareció una edición especial del film, edición coleccionista que incluía a parte del montaje del director con esos 45 minutos que no se habían visto una tira cortada de tres fotogramas del original de 35mm que se mostró por las salas catalanas. Otra vez fue mi padre el que vino a advertirme conmocionado que aquellos 45 minutos eran la poda más horrible de la “historia del cine” y que si el film ya era maravilloso, ver la versión original la elevaba a celestial. Y qué se puede decir, es así. La película que Tornatore imaginó y compuso es un trozo de cielo, pero no un cielo común sino de aquellos cielos de primavera que traen olor a flores en eclosión y a brisa fresca, de esos cielos que son atardeceres coloridos y pasan del azul cielo al marino al lila al rojo y al naranja intenso, otorgando al que lo contempla una sensación indescriptible de embriaguez sensitiva y emocional.

Este film no debe describirse, no debe hacerse sinopsis alguna ya que es indescriptible, debe sentirse, debe vivirse, debe emocionar como esos cielos que uno observa en el silencio más absoluto y absorbente y que trae recuerdos personales y da por reflexionar, así pues, aquellos que no hayan visto la versión original, ¡véanla!, su vida lo agradecerá.

Imagen

Read Full Post »

Idea Vilariño

Idea nació en Uruguay en 1920 en el seno de una familia de muy buen nivel cultural, su padre que fue el poeta gallego Leandro Vilariño influyó hondamente en la vida de sus hijos y gracias a ello podemos hoy disfrutar de los trabajos de sus descendientes y en concreto, para los que la poesía nos insufla vida, los versos de Idea.

A Idea Vilariño no podemos clasificarla sólo como poeta, ella fue a más, nadó en muchos de los campos humanísiticos: la composición musical, la crítica literaria, la traducción, la educación, por lo que a nuestro parecer, debería ser tratada como una auténtica Humanista con todo lo que ello implica. Y, como buena humanista, su sensibilidad, sus pensamientos más profundos e intimistas los hallamos en sus poemas.

La mayoría de la gente que ha entrado en el cosmos de Idea ha quedado cautivado por sus Poemas de amor, dirigidos al hombre de su vida: Juan Carlos Onetti, que nunca llegó a compenetrarse con ella como la poetisa deseaba y que dio a su corazón todo tipo de pulsiones, y cuando nos referimos a ellas hablamos de ambos extremos tanto las pulsiones de vida como las de muerte, con todo el elenco de sentimientos y sensaciones que ello implica.

Aun así, a pesar de que estos poemas mencionados son los más célebres de la poeta, quisiera hablar personalmente de aquellos otros, no tan leídos quizá, aquellos que están impregnados de un fuerte olor a muerte, a desasosiego, a vida desgarrada, son en realidad estos asuntos los más presentes a lo largo de su trayectoria poética, y si nos fijamos con detenimiento podemos hilvanar sus creaciones (incluso las de amor) con esa aguja punzante que es la vida cuando quien llama es la muerte.

Pero para qué seguir explicando, si con unos versos suyos podemos adentrarnos en su mundo y sentir ese vacío:

QUIÉN

Quién/yo/o esa estera caída/esa desalojada/yo ese fruto comido/yo esa alfombra arrumbada./Quién/yo/aquélla o ésta/la entenada o la acabada/la impúdica doncella/o este cascajo puro./Yo cualquiera/yo enferma/yo nadie/ésta o aquélla/o qué sé yo/quién/nadie/ cualquiera aquí muriéndose.

1950 Poemario Nocturnos

Imagen

Read Full Post »

Oscar-Claude Monet

Monet es uno de los pintores más famosos del siglo XX y no es de extrañar. Adscrito a la corriente del impresionismo sus obras están llenas de vida y color, sus pinceladas y trazos rápidos pueden llegar a parecer (mirando los cuadros desde una perspectiva cercana) un simple batiburrillo sin ton ni son, pero cuando nuestra mirada se concentra en el conjunto se alcanza la perfección y Monet nos lleva a un atardecer cualquiera, un campo de flores, un jardín lleno de vida primaveral etc.Observar una de sus obras es entrar en un paraíso donde uno desea quedarse y reposar y donde personalmente, me haría una casita en la que cobijarme hasta la vejez. Sin más dilación:

Imagen

Leyden, 1886, ubicado en el State Museum de Amsterdam

Read Full Post »

Image

Resumir la vida y obra de una mujer de la talla de Cristina Peri Rossi se hace muy dificil, como su biografía y cualquier elemento público se puede hallar en su propia página oficial y en muchísimas otras, me dedicaré a relatar el recuerdo que tengo de esta mujer al escucharla hablar en una clase de la Universitat de Barcelona hace ya varios años.

Por aquél entonces yo empezaba mis estudios universitarios, ella fue una invitada especial por una profesora de literatura hispanoamericana y, por desgracia, aún me era completamente desconocida. Cuando la escuché hablar a la sala me embriagó su carácter arrollador, su fuerza que emanaba por todos los poros de su piel y su voz intensa que elevaba sus anécdotas sobre su infancia, su familia, sus problemas políticos, su sexualidad… por el aula. Me sustrajo de mi mundo para llevarme a un lugar desconocido, donde el poder de la voluntad personal, el auténtico amor por la literatura y la escritura se concentraban en el cuerpo de esa mujer que se me presentó como un ser mítico, indestructible por sus santas narices, pero que a su vez chillaba y rugía para que la siguiéramos, para que hiciéramos lo mismo. Su mirada decía que todo es posible.

Cursos después de su conferencia leí su poemario Estrategias del deseo del que realicé una crítica que podéis hallar en (http://www.ub.edu/cdona/lletradedona/estrategias-del-deseo) y por el cual escribo ahora estas palabras. Su poesía, que bajo mi parecer, es vida hecha tinta, va directa al corazón o a la herida y cuando se encuentra con ambos los sacude, los hace sangrar y vibrar y nos recuerda que si se apasionan, si sienten o duelen, es porque estamos vivos. Y, finalmente de eso se trata, de vivir, de confeccionar nuestro mundo con la fuerza y el ímpetu con el que esta gran mujer piensa y escribe. En definitiva, lectura obligada.

Read Full Post »

“El clavo que sobresale siempre recibe un martillazo”

Refrán chino

Read Full Post »

Hermann Hesse y su gato

“Nada le es más desagradable a un hombre que tomar el camino que conduce a sí mismo” Demian

Read Full Post »

Kanfietka

Век живи, век учись

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

bulboraquideo

This WordPress.com site is the bee's knees

Bosque de Kobernauss

Retazos literarios