Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 noviembre 2012

Siempre que observo este cuadro durante un buen rato, a parte de admirar los bellos y obvios trazos y su realismo escrupuloso, quedo absorta por algo que va más allá. Por un lado, los personajes, esa intrahistoria con la que nos enlaza y que nos deja en el aire como un misterio, ése hombre y ésa mujer que extrañamente están en pleno invierno en medio del mar, disfrutando del momento sin ningún pensamiento de racionalidad que les impreque a salir del agua para preservar su propia salud. Él, allí, con los brazos extendidos recibiendo la vida con regocijo y dándole la mano a su amada compañera, ella, más tierna, agarrando su sombrero de buena clase (para no perder si se puede del todo el decoro) y mirando con complicidad al hombre que parece que la incite a mantener una danza en el océano. Ellos, jugando sin importarles ni el frío, ni el viento, ni el agua que se les está calando a través de esos pesados ropajes tradicionales rusos. Y finalmente, las olas embravecidas que entre el jolgorio se divierten con esos “locos” seres humanos y dialogan a golpes con sus frágiles cuerpos. Las sacudidas son sus dulces saludos. Y juntos: naturaleza, hombre y mujer, juegan a un juego del que nos marginan, ni tan siquiera les importamos, nosotros sólo somos el espectador que o bien les juzgará por sus acciones insensatas o bien les envidiará en silencio y avergonzados por su coraje en la orilla, pero, sea como sea, para ellos sólo importa lo que en sus carnes sienten que es ese claro, directo y auténtico himno que gritan con sus sonrisas: ¡Qué libertad!.

Imagen

Supongo que yo soy de las que envidian desde la playa, no hay más que fijarse que ellos son los protagonistas del blog… siempre allí sonrientes recordándome que hay que realmente vivir. ¡qué envidia me dan! ¡salid del agua que cogeréis un resfriado! les chillo los días que sus sonrisas me resultan impertinentes y burlonas, al otro, simplemente les dejo jugar entre el eterno mudo-bramido, intenso y cautivador mar.

Read Full Post »

Imagen

 

Jason deCaires nos entrega un mundo marino plagado de humanidad pero de una que no destruye ni degrada sino que beneficia a la fauna acuática, eco-arte que amplía nuestros horizontes y sueños y…¡conforma unas alegres casitas para los pececillos!

Imagen

Read Full Post »

“Lesbia está hablando siempre mal de mí./ Tratándose de mí, no calla nunca./ Que me muera si Lesbia no me quiere./ ¿Cómo que en qué lo noto? En que mis síntomas/ son absolutamente/ los mismos: despotrico/ contra ella a todas horas./ Pero si no la quiero, que me muera.”

 

……………………………………………………………………………………………………………………….

 

“Odio y amo. Quizá me preguntes por qué./ No lo sé, pero así lo siento. Y sufro.”

 

…………………………………………………………………………………………………………………………

 

¿Cómo decirlo, Gelio? ¿Por qué causa/ esos labios que tienes rosaditos/ están más blancos que la invernal nieve/ por la mañana, cuando de tu casa/ sales, y por la tarde, al levantarte/ tras dos horas de dulce siesta, en esos/ interminables días de verano?/La verdad, que no sé por qué será./ Pero dicen, susurran, que te comes/ la cosa gruesa que se pone tiesa/ en el medio del cuerpo de otro tío./ ¿Será verdad? Pues sí. Va proclamándolo/ el lumbago que sufre el pobre Víctor./ Van proclamándolo también tus labios/ manchados con la leche que le ordeñas.

Read Full Post »

Kanfietka

Век живи, век учись

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

bulboraquideo

This WordPress.com site is the bee's knees

Bosque de Kobernauss

Retazos literarios