Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Cine’ Category

Cinema Paradiso

Cuando la película de Tornatore llegó a las salas de cine de Barcelona en 1989, como en el resto de las exposiciones, el metraje era para las compañías demasiado largo y por ello se decidió realizar unos pequeñitos cortes de nada que reducían la película nada más y nada menos que en 45 minutos menos. A pesar de ello, eso no eliminó su belleza. Al cabo de un tiempo, una niña de unos diez años en su casa comprobó que su padre no le había mentido al insistirle para que la viese y que aquella película, que la mayoría de la gente desconocía que había sido talada como un bello árbol (mi padre y por consiguiente yo incluidos), era de aquellos films que se posan en las retinas y su música (del genio Ennio Morricone) y las escenas persistían mucho tiempo después de haberla visionado. La película pasó a entrar rápidamente en mi lista de favoritas.

Cuando el universo de la tecnología había evolucionado ya del VHS al formato DVD apareció una edición especial del film, edición coleccionista que incluía a parte del montaje del director con esos 45 minutos que no se habían visto una tira cortada de tres fotogramas del original de 35mm que se mostró por las salas catalanas. Otra vez fue mi padre el que vino a advertirme conmocionado que aquellos 45 minutos eran la poda más horrible de la “historia del cine” y que si el film ya era maravilloso, ver la versión original la elevaba a celestial. Y qué se puede decir, es así. La película que Tornatore imaginó y compuso es un trozo de cielo, pero no un cielo común sino de aquellos cielos de primavera que traen olor a flores en eclosión y a brisa fresca, de esos cielos que son atardeceres coloridos y pasan del azul cielo al marino al lila al rojo y al naranja intenso, otorgando al que lo contempla una sensación indescriptible de embriaguez sensitiva y emocional.

Este film no debe describirse, no debe hacerse sinopsis alguna ya que es indescriptible, debe sentirse, debe vivirse, debe emocionar como esos cielos que uno observa en el silencio más absoluto y absorbente y que trae recuerdos personales y da por reflexionar, así pues, aquellos que no hayan visto la versión original, ¡véanla!, su vida lo agradecerá.

Imagen

Read Full Post »

Las adaptaciones cinematográficas de las obras de Shakespeare son el pan de cada día en el séptimo arte. A pesar de que estamos ya instaurados en pleno s.XXI y para muchos el s.XVI es algo caído completamente en el olvido, la temática y la potencia tanto literaria como humana y psicológica de las obras de este genio (del que tantos rumores, teorías y estudios se siguen realizando), hacen que éstas sigan en boga.

Evidentemente, una de las piezas teatrales más adaptadas es la de Romeo y Julieta, de las que se han hecho múltiples versiones, pero aquí queremos hacer hincapié de la que consideramos la más exquisita.

Cuando Franco Zeffirelli se propuso hacer en 1968 una versión lo más veraz de esta obra, el primer bache que se le cruzó fue la elección de los protagonistas, harto probablemente de las adaptaciones anteriores en las cuales los espectadores debían lidiar con “Romeos” y “Julietas” que superaban con creces las edades correspondientes perdiendo entonces su lógica histórica y su intensidad romántica, el director decidió buscar a jóvenes que aunque fueran completamente desconocidos dieran mayor autenticidad al relato. De entre el elenco de actores escogió a Leonarg Whiting, un joven de 18 y a Olivia Hussey de 16, para los papeles principales y a otros grandes artistas como Michael York para el papel de Teobaldo. El cambio radical dio magníficos resultados. A su vez, mostró un escrupuloso rigor ambiental y de atrezzo, como también intentó ceñirse al máximo al diálogo shakespeariano.

En definitiva, a nuestro parecer la adaptación de Zeffirelli destaca por sus enormes interpretaciones, por esa incansable búsqueda de realismo y porque aunque no transcribe toda la obra en su totalidad, es capaz de trasladarnos con majestuosidad a esa Verona medieval ficticia donde dominan las enemistadas familias Montesco y Capuleto y donde el amor prohibido y desatado de sus hijos primogénitos conmocionará a cualquiera que se detenga a observarlos.

Image

Read Full Post »

Kanfietka

Век живи, век учись

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

bulboraquideo

This WordPress.com site is the bee's knees

Bosque de Kobernauss

Retazos literarios